Autorretratos

Una de las mejores formas de mejorar tus habilidades como fotógrafo es a través del autorretrato. No solo aprendes a crear un escenario, si no que también aprendes a posar, y eso es de gran ayuda a la hora de tener a una persona frente tu cámara, que necesita algunos truquitos para dejarse llevar y sacar lo mejor de sí mismo.

Yo descubrí el autorretrato de la mano de Julia Dávila-Lampe con su curso de autorretratos, a través de la escuela de Jackie Rueda, si has pinchado en los enlaces habrás adivinado porqué me decanté por esta escuela online y no cualquier otra. Cada taller o minicurso lo hacen con una dedicación digna de admirar, todas las lecciones están explicadas de forma que se entiendan fácilmente. Así que tras mi primera réflex, lo siguiente que adquirí fue un mando y un trípode <3

Con el tiempo me aventuré a los autorretratos en exteriores y mirando a cámara.

En los momentos en los que no puedo llevar el trípode y el mando, siempre cuento con la ayuda de mi barbudo 🙂 quien ha aprendido a posar y hacer de trípode humano cuando le toca. Además siempre está uno de mis favoritos, el selfie-pie.

El autorretrato es una forma de autodescubrimiento y además es muy útil a la hora de vender fotografías de stock, de lo cual hablaremos en futuros post <3

¿Qué os parecen los autorretratos? Si os pica la curiosidad, os animo a hacer el curso online de Julia, recomendable al 100%.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *